Bolas de pelos o tricobezoares

Nuestros gatos pasan gran parte de su tiempo acicalándose, así ingieren grandes cantidades de pelo. Estos tienden a acumularse en el estómago o intestino causando las terribles bolas de pelos que pueden provocar dolores o obstrucciones intestinales graves.

Los signos en el gato con bolas de perlo son: tos, nauseas, perdida de peso y vómitos después de comer.

Para prevenir este problema común es aconsejable, además de cepillarlos diariamente, usar preparados comerciales de malta disponibles en el mercado.

La malta es una pasta nutritiva y energética, de color marrón y textura pegajosa que se adhiere al pelo favoreciendo su evacuación. Además, ayuda a desarrollar una flora intestinal sana que permite el buen funcionamiento del intestino, una mejor digestión y una disminución de las bacterias dañinas.

gato_lamiendose

La malta suele ser de fácil administración, debido a que su agradable sabor le gusta a la mayoría de los gatos. La vía de administración es la oral, dándola directamente en la boca o junto la comida. Pero si aún así, no le gustara, se le puede poner en una de las patas delanteras ¡para que se lo lama!

A los gatos de pelo corto es recomendable darles malta una vez por semana, y a los de pelo largo 2 a 3 veces por semana, aumentando el número de tomas en períodos de muda.

Es importante no abusar de este producto ya que en exceso puede producir diarreas. ¡No debemos usar la malta como laxante!

¡¡¡ Así será un gato limpio, feliz y sano!!!

gato-feliz

¡Cuídalo y será un gato feliz!

Esta entrada fue publicada en Entradas Clinica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario