Leishmaniosis Canina

INTRODUCCIÓN

¡¡¡Bienvenido!!!, ¡ puedes abrir la puerta!

¡¡¡BIENVENIDO!!! ¡Puedes abrir la puerta!  “Pase y siéntase como en su casa”.

     Escribir sobre la Leishmaniosis Canina o como se conoce popularmente “La Enfermedad del Mosquito” no es tarea fácil, existen una gran variedad de opiniones de un veterinario a otro, de un dueño a otro e incluso de un mismo veterinario a lo largo del tiempo. Esto es debido a que aún quedan muchos aspectos por despejar y a que continuamente se está avanzando sobre esta enfermedad… aparecen nuevos medicamentos para tratarla, nuevos productos para prevenirla e incluso una vacuna.

En los últimos 20 años se ha producido un gran avance sobre la leishmaniosis canina.

¿QUÉ ES LA LEISHMANIOSIS CANINA?

La leishmaniosis es una enfermedad crónica causada por un parásito llamado Leishmania transmitido a través de la picadura de un “mosquito”.

Una enfermedad es crónica cuando es de larga duración y progresión lenta, no curable.

Es una enfermedad de gran repercusión mundial, la Organización Mundial de la Salud, considera que es una enfermedad propia en 88 países de las regiones tropicales y subtropicales, 62 países en vías de desarrollo y 16 desarrollados, donde encontramos los países de la cuenca mediterránea incluyendo a España.

Oigo un ruido...¿no se si es de la lluvia o es de un llanto?

Oigo un ruido…¿no se si es la lluvia o es un llanto?

El cambio climático con el aumento de la temperatura está haciendo que sea mayor la expansión de la leishmaniosis canina por el aumento de la actividad del mosquito.

Mi hogar está desapareciendo

¡Mi hogar desaparece!

cambio climatico


Tiene una gran repercusión en la salud humana porque puede transmitirse al hombre, siempre a través de la picadura de este “mosquito” infectado por el parásito, nunca directamente del perro al hombre.

  1. La forma visceral de la enfermedad en humana es conocida como Kala-azar y causa daño en el hígado y en el bazo y si no se trata es mortal.
  2. La forma cutánea o mucocutánea cursa con llagas de curación lenta en el lugar de la picadura que puede producir cicatrices con desfiguración facial permanente.
La realidad no siempre es lo que parece

La realidad no siempre es lo que parece.

CONTAGIO

El contagio de la leishmaniosis ocurre por medio de un “mosquito” llamado Flebotomo.

Tengo miedo...

Tengo miedo…

  1. El “mosquito”  adquiere el parásito durante la picadura al ingerir la sangre del perro infectado.
  2. Y luego, éste mismo mosquito ya infectado transmite el parásito durante la picadura a través de su saliva en la piel del perro sano.
Creo que es hora de...¡correr!

Creo que es hora de…¡correr!

¿QUÉ HACE EL PARÁSITO CUANDO ENTRA EN NUESTRA  MASCOTA?

Cuando un agente infeccioso entra en el cuerpo de un ser vivo, hay dos formas de combatirlo:

1.- Mediante la producción de “células de defensa” encargadas de eliminar el agente infeccioso al digerirlo en su interior.

Célula de defensa

¡¡¡Hola!!!…, yo soy la célula de defensa “comilona”, me como los parásitos malos.  Tengo forma de letra C.


2.- Mediante la producción de anticuerpos encargados de señalizar o “marcar” al agente infeccioso uniéndose a él,  para que las células de defensa lo identifiquen y lo digieran.

Anticuerpos

¡¡¡Hola!!!…, yo soy el anticuerpo de defensas “señalizador” e intento señalizar los parásitos que se encuentran fuera de las células para que las células de defensa los puedan ver con mayor facilidad y se los puedan “comer”. Tengo forma de la letra Y.

El parásito Leishmania es un parásito microscópico, no se ve a simple vista e intracelular, se introduce en el interior de las células de defensa para sobrevivir.

Letra-O-ParasitoLetra-O-ParasitoLetra-O-ParasitoLetra-O-ParasitoLetra-O-Parasito

Letra-O-Parasito

¡¡¡Hola!!!…Somos los parásitos “malvados” de tamaño miniatura. Tenemos forma de la letra O.

Letra-O-Parasito

Nos gusta meternos dentro de las células de defensa y multiplicarnos en su interior hasta acabar con ellas ¡¡¡jajaja!!!

Letra-O-ParasitoLetra-O-ParasitoLetra-O-ParasitoLetra-O-ParasitoLetra-O-Parasito

El parásito leishmania es INTRACELULAR

El parásito Leishmania es INTRACELULAR.

Cuando  un animal es infectado por el parásito Leishmania la infección puede progresar de dos formas:

  1. De forma controlada, cuando las células de defensa “se comen” el parásito que está en su interior, invadiéndola, y lo eliminan sin problemas. No produciéndose la enfermedad.
  2. De forma descontrolada, cuando el parásito Leishmania se multiplica en exceso en el interior de las células de defensa y al no caber en su interior acaban “reventándola”  . Estos parásitos, que han “reventado” la célula,  salen al exterior, a la sangre, e infectan otras células de defensa haciéndoles lo mismo. De esta forma muchas células de defensa son destruidas y así el sistema de defensa del perro es gravemente dañado.
coco

… lo que ha pasado es que :“Coco” el monstruo de las galleta ha reventado por no poder comerse tantas galletas ” de una sentada”. Está en la cama “vomitando” galletas…parece enfermo.

... y al final "revienta" vomitando las galletas

¡¡¡BOOM!!! ¡Algo ha reventado!…              se ha oído una explosión  ¿qué ha pasado?…


Los anticuerpos ante esta situación, de multiplicación en exceso del parásito, intentan ayudar a las células de defensa pero no pueden, por dos razones:

1.- Los anticuerpos son ineficaces ante patógenos intracelulares porque no son capaces de atravesar las células donde mayoritariamente se encuentran el parásito Leishmania multiplicándose “a sus anchas”. Sólo pueden señalizan los parásitos que se en encuentran en la sangre, fuera de la célula de defensa que han reventado y destruido.

no puede atravesar paredes

¡Las personas no pueden atravesar las paredes y los anticuerpos tampoco pueden atravesar las paredes de las células! ( Escultura que se encuentra en París llamada “El Pasa Murallas”).

Los parásitos cuando están en el interior de la célula quedan libres de la acción de los anticuerpos que no pueden atravesar las paredes celulares.


2.- Los anticuerpos se crean más lentamente que los parásitos se multiplican y así hay menos cantidad de anticuerpo que de parásitos (esto no quiere decir que no hayan anticuerpos…los hay, sólo que en menor cantidad que los parásitos, pero también hay muchísimos); por esta razón un parásito que está en la sangre, fuera de la célula que han reventado, no puede ser señalizado por muchos anticuerpo, entonces se forman complejos pequeños, en tamaño, de la unión de los anticuerpos junto al parásito (los complejos serían más grandes si estuvieran señalizados por muchos anticuerpos, que sería lo deseado).

El caracol "camina" más despacio que las personas. Los anticuerpos se crean más despacio que los párasitos.

El caracol “camina” más despacio que las personas.
Los anticuerpos se crean más despacio que los parásitos se multiplican.

 

pequeño y grande

Pezqueñines ¡no, gracias! Debes dejarlos crecer.

Lo que interesan son complejos grandes no pequeños, esto ocurriría si las células de defensa impidieran que el parásito se multiplicará tan rápidamente, dando tiempo a que se crearán más anticuerpos que parásitos.

Estos complejos pequeños “marcados” con pocos anticuerpos, que navegan por la sangre fuera de las células, son los que realmente producen la enfermedad, al pasar desapercibidos por las pocas células de defensa que quedan vivas; estas células de defensa no  ven  los complejos y, por lo tanto, no se los pueden “comer”, porque son demasiado pequeños y poco llamativos.

Padre e hijo. Los grandes protegen a los pequeños. Se formarían complejos grandes si los parásitos no se multiplicarán en exceso. Los complejos grandes son los que protegen frente al desarrollo de enfermedades, son más fáciles de eliminar por las células de defensa.

Padre e hijo. Los grandes protegen a los pequeños. Los complejos más grandes son los que nos protegen frente al desarrollo de enfermedades porque son más fáciles de eliminar por las células de defensa.

super beso

Te quiero decir que: “contigo a mi lado me siento protegida”


Galletas poco lacasitos

no se ven, están” marcados “ por pocos caramelos de colores.

Galletas muchos lacasitos

Si se ven, están “marcados” por muchos caramelos de colores.

Si los complejos estuvieran señalizados por muchos anticuerpos las células de defensa
los podrían identificar y digerir, eliminándolos, pero el exceso de multiplicación de los parásitos hacen que los anticuerpos se encuentren en menor cantidad y no puedan señalizar correctamente a los parásitos.

Como las células de las defensas no ven estos complejos pequeños no los destruyen y se van acumulando y depositando en los vasos sanguíneos de pequeño calibre (como si se embozara una tubería) de las articulaciones, ojos, piel y riñón produciendo inflamación de estos órganos; causando los síntomas y lesiones que podemos ver en un perro enfermo.

no cabemos

Lo que realmente produce la enfermedad es la ACUMULACIÓN de complejos pequeños  (formados por  parásitos + pocos anticuerpos) en los vasos sanguíneos de pequeño calibre.

inflamacion pez globo

La consecuencia de la acumulación de los complejos pequeños es la INFLAMACIÓN de los vasos sanguíneos de los órganos donde se depositan.


Un perro desarrolla la enfermedad por exceso de multiplicación de parásito cuando su sistema de defensa no consigue vencerlo.

exceso

La Leishmaniosis se desarrolla por un EXCESO de multiplicación de los parásitos al fallar el sistema celular de defensa. (Imagen representativa de multitud: “Buscando a Wally”).

WaldoRelaxing

Wally

 
waldo-woof

El perro de Wally: Woof.


SÍNTOMAS

El aspecto inicial de un perro con leishmaniosis es normal. Al principio de la enfermedad, los síntomas son inapreciables, y en un estado más avanzado, los síntomas pueden variar mucho de un perro a otro.

Al inicio de la enfermedad el aspecto del perro es NORMAL

Al inicio de la enfermedad el aspecto del perro es NORMAL.

Muchos de los síntomas que pueden darse son semejantes a los que se dan en otras enfermedades, como son: fiebre, perdida de peso y apetito, disminución de la actividad física, aumento de la ingestión de agua y de la cantidad de “pipí”producido.

Síntomas semejantes a los de otras enfermedades

Síntomas semejantes a los de otras enfermedades.

Las lesiones inflamatorias producidas por los cúmulos del parásito en la piel, ojos, articulaciones y riñón son las responsables de los síntomas mas particulares de la leishmaniosis:

Síntomas particulares de la leishmaniosis

Síntomas particulares de la leishmaniosis.

  • En la piel se da engrosamiento, alopecia (sobretodo alrededor de ojos, orejas y extremidades), caspa, úlceras y heridas con costra.
  • En los ojos, conjuntivitis e inflamación de la córnea y de la parte interior del ojo.
  • En las articulaciones cojeras y artritis.
  • También puede darse crecimiento exagerado de las uñas, sangrado nasal y aumento de los ganglios.
  • Y puede aparecer anemia, dificultad de coagulación y insuficiencia renal grave (por la inflamación del riñón).
 INSUFICIENCIA RENAL GRAVE causada por el acúmulos de los complejos pequeños formados por los anticuerpos unidos a los parásitos

La INSUFICIENCIA RENAL GRAVE es causada por los cúmulos de los complejos pequeños en los vasos sanguíneos de pequeño calibre del riñón.

  No siempre se dan todos los síntomas a la vez y no tienen porque aparecer todos juntos.

DIAGNÓSTICO

Un diagnóstico precoz es fundamental.

Lo ideal es un diagnóstico PRECOZ

Lo ideal es un diagnóstico PRECOZ.

La prueba más frecuente para el diagnóstico de Leishmania es un análisis de sangre donde se mide la cantidad de anticuerpos producidos contra este parásito.

Los perros enfermos producen grandes cantidades de anticuerpos que no los defiende contra la infección del parásito Leishmania por ser un parásito intracelular.

Los títulos altos de anticuerpo indican enfermedad. Un título de anticuerpo es considerado alto cuando es cuatro veces mayor al título positivo del laboratorio donde enviamos la muestra.

cuatro 4tabla de multiplicar del numero 4


La mayor parte de los laboratorios clasifican a los perros en positivo o negativo según estos títulos de anticuerpos en sangre:

1.- Un título 1/40 es un resultado negativo y el perro no esta enfermo.

Alegre

Alegre

2.- Un título 1/80 es un resultado dudoso. En este caso debemos repetir la misma prueba después de 8-10 semanas, para ver si el título ha disminuido y por tanto es una infección controlada o ha aumentado y es una infección activa.

Dudoso

Dudoso

3.- Un título 1/160 es un resultado positivo.

triste

Triste

4.-Si un laboratorio considera positivo 1/160, un título 1/640  se considera alto (160×4= 640) y un animal con este título es un animal enfermo y debe ser tratado.

enfermo

Enfermo

El número de detrás de la barra (40, 80, 160) indica las diluciones de la sangre extraída, el primero se diluye 40 veces y se busca el anticuerpo, si se encuentra, se vuelve a diluir 80 veces más y se busca el anticuerpo y así sucesivamente. Si la infección es baja y tiene pocos anticuerpos, éstos desaparecerán en las primeras disoluciones.

1/40:título negativo, contiene pocos anticuerpos. Se necesita menos de 40 diluciones de la muestra inicial para que los anticuerpos desaparezcan. 1/80: título dudoso, contiene una cantidad intermedia de anticuerpos. Se necesitan 80 diluciones de la muestra diluida 1/40 donde aún quedan anticuerpos para que desaparezcan todos. 1/16O: título positivo, contiene muchos anticuerpos. Se necesitan 160 más diluciones de la muestra diluida 1/80 donde aún quedan anticuerpos para que desaparezcan todos.

1/40: título negativo, contiene pocos anticuerpos. Se necesita menos de 40 diluciones de la muestra inicial para que los anticuerpos desaparezcan.
1/80: título dudoso, contiene una cantidad intermedia de anticuerpos. Se necesitan 80 diluciones de más de la muestra diluida 1/40, donde aún quedan anticuerpos, para que desaparezcan todos.
1/160: título positivo, contiene muchos anticuerpos. Se necesitan 160 de diluciones de más de la muestra diluida 1/80, donde aún quedan anticuerpos, para que desaparezcan todos.

A la vez se pide una analítica de sangre completa para ver si están afectados otros órganos, principalmente hígado y riñón.

Existen unos test rápidos, similares a un test de embarazo, donde de una muestra de sangre se tienen los resultados en 30 minutos en la propia clínica. Estos test nos dicen si hay presencia o no de anticuerpo, pero no nos dicen la cantidad, por lo que si da positivo, tenemos que volver a realizar un análisis de sangre y enviarlo al laboratorio para valorar el título de anticuerpo.

Hay que tener en cuenta que:

1.- Hay perros que tardan hasta cinco meses en desarrollar anticuerpos después de la picadura del ” mosquito” infectado, éstos pueden dar negativo y a los cinco meses ser positivo.

2.- Hay perros que pueden tener la infección controlada durante largo periodo de su vida y en determinadas ocasiones activarse, como son otras enfermedades o una nueva picadura.

Es importante evitar nuevas picaduras para evitar activaciones de la enfermedad

Es importante evitar nuevas picaduras que pueden activar una infección controlada tanto en animales sanos como  en enfermos tratados.

Sería recomendable realizar un análisis de sangre una vez al año entre diciembre y enero a todos los perros, aún sin tener síntomas, cuando ha terminado la época de actividad del mosquito, para evitar diagnósticos tardíos.

“¡¡¡Voy a mi revisión de todos los años!!!”

“¡¡¡Voy a mi revisión de todos los años!!!”

Un diagnóstico precoz nos anticipa a una mejor respuesta del animal al tratamiento.

TRATAMIENTO

El tratamiento contra el parásito Leishmania es un camino “laaaargo” para  recorrer, donde nuestra mascota necesita nuestra ayuda incondicional.

Tu mascota necesita recorrer este camino.... junto a ti

Tu mascota necesita recorrer este camino…. ¡junto a ti!

tratamiento camino largo

¡Él nunca lo haría!


El tratamiento es largo, muchas veces para toda la vida, y en muchas ocasiones no llegan a la curación total, pero sí da una buena calidad de vida y nuestra mascota podrá seguir siendo tan feliz como cualquier otro perro.

¡Es feliz!

¡Es feliz!

El tratamiento más empleado y de elección actualmente es la combinación de antimoniato de meglumina junto con el alopurinol (nombres genéricos).

1.  Alopurinol:

  • Son pastillas que se dan por vía oral dos veces al día durante un mínimo de 6-12 meses.
  • Muchas veces hay animales que lo necesitan toda su vida, de forma continua o intermitente.
  • Este medicamento impide la multiplicación del parásito, pero no acaba con él.
  • Se presenta en cajas de 30 comprimidos.
  • Un perro de 20 Kg necesita menos de una caja y media al mes.
  • Este tratamiento no es demasiado caro, pero si es un tratamiento largo.

2.  Antimoniato de meglumina:

  • Son inyecciones y se pinchan una vez al día (en ocasiones 2 veces al día dividiendo la dosis final en dos partes iguales) durante uno o dos meses, dependiendo de la evolución de nuestra mascota.
  • Este tratamiento se repite si aparecen recaídas del animal.
  • Este medicamento es el que realmente mata al parásito.
  • Cada caja del medicamento para mascotas contiene 5 ampollas de cinco mililitros.
  • Un perro de unos 20 Kg necesita un poco más de una ampolla al día. Esto hace que al mes necesite 6-7 cajas de tratamiento.
  • Este tratamiento es más caro, pero se da durante un periodo más corto, al inicio del tratamiento y en posibles recaídas.

3. Mitelfosina:

  • Es otro fármaco que se da junto con el Alopurinol y sustituye al Antimoniato de meglumina.
  • Se usa en resistencias al Antimoniato de meglumina y cuando hay daño en el riñón, ya que no es un fármaco que se elimine por los riñones en orina, sino en heces.
  • Es una solución viscosa que se da por vía oral una vez al día durante 28 días.
  • Este medicamento también mata el parásito.
  • Cada presentación contiene un frasco de 30,60 o 90 mililitros y una jeringa dosificada por kilogramos del animal.

4. Domperidona:

  • Es un medicamento recientemente aprobado y se utiliza como tratamiento en fases iniciales de la enfermedad y como prevención de la Leishmaniosis.
  • Es una solución que se da por vía oral una vez al día durante un mes como tratamiento y durante un mes cada 4 meses como prevención.
  • Este medicamento refuerza la producción de células de defensa del animal, aumentando la capacidad de eliminación del parásito.
  • Cada presentación contiene un frasco de 60 mililitros con una jeringa dosificadora.

El seguimiento veterinario “cuando todo va bien”, de un animal con tratamiento, que se va recuperando, es al mes del inicio del tratamiento y después cada seis meses los siguientes años; mediante visitas al veterinario, análisis de sangre y orina.

Cuando hay daño en piel, ojos, articulaciones, hígado, riñón o anemia se añaden otros medicamentos diferentes para intentar corregir estas complicaciones en función de los daños aparecidos.

Si damos dosis inadecuadas y tratamientos cortos, se crearán resistencias y nuestras mascotas no curarán (al igual que pasa en humana con los antibióticos). Las dosis, duración y retirada del tratamiento va en función de la evolución de cada perro y es una decisión muy importante a tomar.

¿Cómo podemos dar el tratamiento?

  1. Las pastilla y los tratamientos orales se pueden dar:
  • Directamente en la boca.
  • Triturados y camuflados en comidas con olores fuertes como el queso, paté o preparados comerciales.
  • A trocitos y envueltos en una loncha de un alimento sabroso.
  • Forzando con una jeringuilla con la pastilla diluida en agua.

2.  Las inyecciones… ufff!!!, esto es lo que más miedo nos da, pero tenemos que ser valientes y pensar que es por su bien y olvidarnos de lo todo lo demás.

Juntos, ¡lo lograremos!

Juntos, ¡lo lograremos!

Para pinchar tenemos que estar lo más tranquilo posible para que “el paciente” también lo esté. Con una mano levantamos la piel del cuello y con la otra sujetamos la jeringa con la cantidad indicada, en el hueco que queda entre la piel y el músculo introducimos la aguja con decisión y nos fijamos de que no haya atravesado la piel de un extremo a otro. Cuando estemos seguros que la aguja está en el interior introducimos el líquido (que suele ser una cantidad considerable). Después sacamos la aguja y damos un masaje en la zona del pinchazo, mientras que le acariciamos y le decimos que “ha sido un perrito muy valiente”…

“No te rindas,¡tú puedes!”

Tienes que ser fuerte

“Tienes que ser fuerte”


Las inyecciones podemos ir alternando, un día a la derecha del cuello y otro día a la izquierda, sin olvidar anotarlo cada día en un calendario (izquierda o derecha), para no confundirnos.

Si las agujas o los pinchazos son superiores a nosotros, nuestro veterinari@ no tendrá duda en ayudarnos, ¡seguro!

PREVENCIÓN

Los métodos de prevención contra la Leishmaniosis son necesarios.

  • Las pipetas y collares antiparasitarios con repelente de insectos se encargan de reducir el número de picaduras al que se expone un animal a lo largo de su vida y así reducen la posibilidad de ser infectados por el parásito durante la picadura.
Las pipetas y los collares antiparasitarios nos protegen por fuera

Las pipetas y los collares antiparasitarios nos protegen por fuera.

  • La vacuna se encarga de ayudar al sistema de defensa a que desarrolle una correcta respuesta antes de que el animal se enfrente al parásito Leishmania y así reduce la posibilidad de que el parásito se pueda multiplicar.
La vacuna nos protegen por dentro

La vacuna nos protegen por dentro.

La mejor forma de prevenir la leishmaniosis es combinar la vacuna junto con las pipetas y los collares parasitarios con repelentes de insectos. Por desgracia no existe nada que proporcione el 100% de protección pero el no hacer nada, ¡¡no es la solución!!

1.-Collares y pipetas antiparasitarias

Los collares y las pipetas con deltametrina o permetrina como repelente de insectos, son los que más eficacias han demostrado en estudios científicos.

Las pipetas antiparasitarias contienen un líquido espeso que se coloca en la piel de la nuca apartando el pelo, donde no llegan a lamerse, reaplicándolas  según el tiempo indicado por el fabricante del producto y manteniendo los tiempos de espera para los baños jabonosos.

Los collares antiparasitarios deben ser sustituidos en los intervalos adecuados y debe evitarse que se sumerjan en el agua en exceso para que no pierdan sus propiedades, esto suele pasar en los perros que les gustan remojarse en las playa o ríos.

Las pipetas empiezan su efecto insecticida a partir de los 24-48 horas y los collares a partir de la semana después de su colocación.

Los artefactos eléctricos colocados en un enchufe cerca de su camita en sus horas de sueños durante la noche son de gran utilidad.

Felices sueños...¡se lo merecen!

Felices sueños…¡se lo merecen!

2.- Vacuna

La vacuna contra la leishmaniosis canina es un producto aprobado por la Comisión Europea el 14 de Marzo del 2011. Cuando una vacuna es aprobada es porque hay estudios científicos que certican que es eficaz, porque activa una correcta respuesta de defensa, comprobada en condiciones experimentales y naturales.

En los primeros meses del 2012 comenzó a usarse en España…¡y los deseos de muchos propietarios y veterinarios se hicieron realidad!

El mundo visto desde arriba

Pide un deseo, cierra los ojos y sopla fuerte…

La vacuna contiene partes del propio parásito, que el sistema de defensa del animal reconoce como extraño y aprende a detectar y defenderse de ello, así antes de ser atacado por el parásito completo, sus células de defensas ya están creadas y preparadas para luchar contra ese parásito en concreto, rápidamente, sin darle la oportunidad a multiplicarse y extenderse.

La vacuna no contiene el parásito completo ni muerto ni atenuado, solo partes de él

La vacuna no contiene el parásito completo ni muerto ni atenuado, sólo partes de él.

Un animal por ser vacunado no va ha desarrollar la enfermedad ya que la vacuna sólo contiene partes del parásito que no tienen capacidad de multiplicación.

Un perro para poder ser vacunado debe de cumplir el requisito de ser un animal sano. Un animal es sano cuando es negativo a la enfermedad de la leishmaniosis y está previamente desparasitado contra los “gusanitos” intestinales, la pulga y la garrapata. Se sabe que los animales con una carga elevada de “gusanitos”, pulgas o garrapatas no tienen una correcta respuesta de defensa contra las enfermedades.

Un animal con algún tipo de alergia, cojera, artrosis, “bultitos” en mamas, no estaría indicado vacunar al no ser un animal completamente sano, la vacuna no actuaría de ninguna forma, ni en positivo ni en negativo.

La vacuna no es obligatoria pero si aconsejable y se administra a partir de los seis meses de edad para dejar que la respuesta de defensa deseada haya madurado y pueda responder correctamente a la vacuna. En este caso, la respuesta deseada es la de producción de células de defensa, frente a la producción de anticuerpo, que es la que se encarga de eliminar los parásitos intracelulares, como es el caso del parásito Leishmania. Se sabe que la respuesta celular madura más tarde que la respuesta de anticuerpos, de ahí que otras tipos de vacunas se pongan antes.

El protocolo de vacunación consiste:

  1. Inicialmente, se administran tres dosis separadas 21 días entre ellas.
  2. Después de la tercera dosis, una dosis de recuerdo cada año posterior, ya que las defensas producidas por las vacunas se van perdiendo con paso del tiempo y duran un año, por lo que, tenemos que volver a estimular la respuesta deseada cada año.
porque no me vacunas

“A veces una mirada dice más que mil palabras”

Si se pierde el protocolo de vacunación el animal pierde sus defensas creadas y se tendría que volver a crear con las tres dosis iniciales.

Agárrate fuerte... que vamos volando

Agárrate fuerte… ¡vamos volando!… ¡tres pinchazos duelen más que uno!

Esta vacuna se aconseja separarla al menos dos semanas de cualquier otro tipo de vacuna.

Según estudios científicos un perro necesita de un mes a partir de la tercera dosis para crear su defensas de protección, esto quiere decir que durante este periodo puede contraer la enfermedad aunque esté vacunado, por eso lo ideal sería comenzar el protocolo de vacunación en los meses de diciembre o enero cuando hace mas frío, porque hay menos cantidad mosquitos y menos posibilidad ser picado; junto con un exhaustivo control preventivo contra la picadura del mosquito con pipetas y collares antiparasitarios para disminuir aún más el riesgo de contraer la enfermedad durante el periodo inicial de la vacunación.

  • Ponemos un ejemplo, si el 15 de Diciembre del 2014, Princesa da negativo al test de Leishmania y su dueño quiere vacunar pasaría lo siguiente:
  1. El día 15 de Diciembre del 2014 se le administraría la primera dosis vacunal.
  2. El día 05 de Enero del 2015 se le administraría la segunda dosis vacunal.
  3. El día 26 de Febrero del 2015 se le administraría la tercera dosis vacunal.
  4. A partir del día 26 de Febrero del 2015, Princesa, gracias a sus dueños, tendría defensas creadas y preparadas para poder luchar contra el parásito Leishmania.

calendar-15dic-icon

Feliz cumpleaños, princesa

Feliz cumpleaños, Princesa.


  • La vacuna es el método de control mas buscado en todo el mundo para prevenir cualquier enfermedad.
  • Las vacunas han salvado al mundo de grandes epidemias.
  • Los beneficios de recibir una vacuna superan de lejos los riesgos de no recibirla.
  • Existe un documento de interés en la web:      http://argos.portalveterinaria.com/pdf/bionews_10.pdf  en el que explican los riesgos comunicados en el primer año de uso de esta vacuna, en el día a día de todas las clínicas veterinaria.

3.-Domperidona

La domperidona se puede combinar junto con la vacuna, las pipetas y collares antiparasitarios. Estudios recientes, confirman que los posibles riesgos que se pueden dar después de su administración son menores que los surgidos con las vacunas.

CONCLUSIONES

La leishmaniosis canina, se define en tres palabra:

  1. Enfermedad
  2. Parasitaria
  3. Crónica

La leishmaniasis en humana, es la tercera enfermedad transmitida por mosquitos que más muertes produce en el mundo, después de la malaria y la filariosis, la padecen personas con el sistema de defensa debilitado como son enfermos del SIDA, trasplantados y personas que viven en condiciones infrahumanas.

Una persona no aumenta el riesgo de contraer la enfermedad por convivir con animales positivos al párasito Leishmania, sino por vivir en una zona donde habitualmente se encuentra el “mosquito”.

Los animales menores de tres años y mayores de ocho años, son los más susceptibles a padecer la enfermedad por tener un sistema de defensa menos competente, por inmadurez y vejez del mismo, respectivamente.

Un perro puede tener el parásito leishmania en su interior y no desarrollar la enfermedad, de hecho se sabe que hay razas mas resistentes a la enfermedad como son el Podenco Ibicenco y otras más susceptibles como son el Pastor Alemán, Boxer, Rottweiler y Cocker Spaniel, por lo que  la genética puede condicionar la evolución de la infección.

Se puede decir que casi el 100% de los perros han tenido contacto alguna vez en su vida con el parásito Leishmania sólo que su sistema de defensa ha sido capaz de mantener “a raya” al parásito. La eficacia del sistema de defensa de cada animal, de forma individual, es la clave para el control de la enfermedad. Se sabe que los gatos, tienen un sistema de defensa muy eficaz contra la leishmaniosis, por eso no desarrollan la enfermedad.

El período de incubación hasta la aparición de síntomas es muy variable.

Dos perros enfermos con el mismo título de anticuerpos pueden presentar síntomas muy diferentes entre ellos.

La leishmaniosis no siempre es la responsable de los síntomas con los que un animal acude a la clínica.

La principal causa de muerte de un perro enfermo, es por daño renal, producido por la inflamación causada por el cúmulo de parásitos en los riñones.

La muerte del rey león

Sniff…, adiós, rey león.

Un perro con un tratamiento adecuado puede vivir tanto tiempo como cualquier otro perro y no morir por la leishmaniosis.

En un día de verano, un perro en el campo sin protección y al aire libre, puede ser picado por una media de 100 mosquitos, de diferentes especies. Este “mósquito” al tener un tamaño menor de 2 mm puede atravesar mosquiteras, por lo que no es una buena barrera de prevención contra la picadura.

Las pipetas y los collares antiparasitarios con repelente de mosquito son tan importante de usar tanto en perros sanos como enfermos. La prevención de una nueva picadura de un “mosquito” infectado puede evitar:

  • La expansión de la enfermedad de un perro enfermo a un perro sano.
  • Y la activación de una infección controlada a una infección activa, tanto en el caso de un perro sano, infección controlada por su propio sistema de defensa, como en el caso de un perro enfermo,  infección controlada por el tratamiento aplicado.

Un animal tratado disminuye la cantidad de parásito en sangre y un animal vacunado crea células de defensa contra ese parásito en concreto, así, al ser picado por un “mosquito”, éste ingiere lo que se encuentra en su sangre, en el caso del perro tratado ingiere menos cantidad de parásitos y en el caso del perro vacunado ingiere células de defensa contra el parásito de Leishmania, capaces, estas células ingeridas, de eliminar los parásitos que el mosquito lleve en su interior de la picadura de otros perros enfermos; formando parte la vacuna y el tratamiento contra la leishmaniosis de un Plan de Erradicación de la Leishmaniosis a nivel mundial, tanto en perros como en humana.

¡Tengo un plaaaaaaan!

¡Tengo un plaaaaaan!… ¡Acabar con la leishmaniosis en el mundo! Si vacunamos a los animales sanos y tratamos a los enfermos, ¡¡¡la leishmaniosis llegará a su fin!!!…¡Esta en nuestras manos hacer un mundo mejor!

Nadie tiene la respuesta absoluta a todo y lo que se ha explicado aquí está basado en muchas horas de estudio e investigación sobre la enfermedad. Probablemente, con el paso del tiempo y los avances en la ciencia sobre la leishmaniosis me hagan rectificar algunos aspectos de este artículo e incluso contradecirlos, siendo esto lo que realmente espero, porque así se demostraría que la leishmaniosis no ha caído en el olvido.

CURIOSIDADES

Monumento al perro abandonado

El monumento al perro abandonado se encuentra dentro del Zoológico de Barcelona desde el año 1978. Es una obra realizada por Aldomà Puig, representa a un perro hambriento de mirada triste y lleva un poema escrito por Margarite Grollero Euras. El poema dice: No necesitas hablar para que yo te entienda. Habla tu mirar, habla tu silencio. Y el día que tú mueras, dulce y fiel amigo, tus ojos verde oliva seguirán mirándome como mira una estrella rodeada de calma desde lo alto del cielo Tu raza no importa, no importa tu nombre, tu vida tan corta que brindas al hombre. Es la fiel ofrenda de este amor sin rienda que hay en tu mirada de llama encendida hasta la jornada final e ignorada de tu triste vida.

El poema dice:

No necesitas hablar para que yo te entienda.
Habla tu mirar, habla tu silencio.
Y el día que tú mueras, dulce y fiel amigo,
tus ojos verde oliva seguirán mirándome
como mira una estrella rodeada de calma desde lo alto del cielo

Tu raza no importa, no importa tu nombre,
tu vida tan corta que brindas al hombre.
Es la fiel ofrenda de este amor sin rienda
que hay en tu mirada de llama encendida
hasta la jornada final e ignorada de tu triste vida.

cientificos logran ver el sueño de una persona

Deseo…que, cuando abra los ojos, todo haya sido un sueño.

Esta entrada fue publicada en Entradas Clinica. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Leishmaniosis Canina

  1. Pingback: check into cash payday loans

  2. Pingback: buy levitra

  3. Pingback: cialis in walmart

  4. Pingback: stendra vs viagra

  5. Pingback: cialis generic

  6. Pingback: levitra online

  7. Pingback: viagra

Deja un comentario